Notas de Prensa

Nacional de Seguros paga cerca de 15 millones en siniestros a Zona Libre

Riesgos millonarios en todas las zonas francas del país pueden ser suscritos de manera inmediata sin necesidad de consultar al reasegurador

Alta siniestralidad y grandes desembolsos por los recientes huracanes, son algunos de los retos a los que se enfrentan las aseguradoras panameñas a la hora de tocar puertas frente a los reaseguradores. La aseguradora Nacional de Seguros, de capital panameño, es la única que tiene un contrato automático para emitir pólizas por montos millonarios, de manera expedita en Zonas Libre, cuyo riesgo está prácticamente excluido, en todos los contratos de las pólizas que se venden actualmente en el país.

Jorge Barreiro, Gerente General, de Nacional de Seguros confirmó que tiene en sus manos “pluma” para suscribir pólizas en la zona libre con una capacidad automática, siempre que los riesgos se adecuen a los parámetros de suscripción. Barreiro explicó que cuentan con un contrato del mercado especializado de Lloyds, respaldado a través de 12 sindicatos que los facultan para respaldar siniestros en las Zonas Francas. “Fuimos a Londres semanas atrás para afianzar lazos con nuestros reaseguradores, quienes nos permitieron la ventaja estratégica de contar con una facilidad automática. Nuestra Facilidad nos faculta para hacer negocio de forma rápida, ágil, expedita y con respaldo de primera línea”, detalló.

Para suscribir de manera inmediata, el Gerente General afirmó que poseen una tabla que establece los parámetros, tazas y ubicación del riesgo que les permite cubrir montos millonarios.  A la fecha, Nacional de Seguros bajo su Facilidad, ha pagado cerca de 6 millones de Balboas en siniestros entre incendios y vendaval, y según Barreiro se convertirán en 15 millones desembolsado al cierre de 2017. “Hemos pagado riesgos millonarios en la ZLC a pesar de la alta siniestralidad. Nosotros respaldamos a nuestros empresarios de ZL sobre todo porque ha sido una zona que actualmente está luchando para salir adelante”, ilustró.

12 millones respaldados en conflicto entre ACP y GUPC  

La fortaleza de la aseguradora panameña Nacional de Seguros, se evidenció luego de poner una garantía bancaria, respaldada por sus reaseguradores y afianzado, sin comprometer su patrimonio, por 12 millones de Balboas, como muestra de buena voluntad, luego que fue objeto de una medida cautelar, que se dio por la disputa que se encuentra en un arbitraje internacional entre la ACP y GUPC.  

Jorge Barreiro explicó que esa situación nunca significó una amenaza para Nacional de Seguros, debido a que todas sus transacciones siempre han estado debidamente respaldadas. Durante el proceso, estuvieron  operando de manera normal porque son una empresa sólida, que tiene capacidad de cubrir grandes riesgos de manera segura para sus clientes, corredores y proveedores.

Esto forma parte de nuestro negocio. Nuestro cliente (GUPC) tiene una dirimencia con la ACP, y eso está en un arbitraje internacional. Lo importante es que NASE logró resolver presentando la documentación apropiada. Eso demuestra la compañía que somos, debidamente estructurada, respaldada y con una capacidad financiera adecuada”, amplió.   

Sobre el conflicto, Barreiro adelantó que de haber un fallo en contra de su cliente, NASE cuenta con “estructuras de reaseguro a su mayor capacidad y nivel, que fueron contratadas con la anuencia de la ACP” cuando se hizo la suscripción de  la fianza en el año 2015.

Sobre NASE

Nacional de Seguros es una aseguradora panameña, con 7 años en el país, que se encuentra según el ranking de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá, en el puesto 8 en ramos generales y en el 12 en el mercado total, de las 26 aseguradoras que se encuentran operando en el país. Tiene un total de 15.402.507,44 en primas suscritas acumuladas a septiembre de 2017 y su porcentaje de siniestralidad es de 19,23% en siniestros incurridos netos y primas devengadas. Además, cuenta con certificación ISO-9001:2008 en sus fianzas emitidas, están en el puesto 7 de los mejores lugares para trabajar en Panamá, según Great Place to Work y su calificación de riesgo es de A- con Fortaleza Financiera según Pacific Credit Rating.